Amarte en Silencio

Así es, me di cuenta

que tenía en mí algo especial,

algo único, que me diferenciaba del resto.

A veces me pongo a pensar...

si ella es la causante de todos mis síntomas,

o simplemente fui creado para esta razón,

amarla a ojos cerrados,

o sólo escuchar su cántico celestial

al expresarme sus palabras.

Me di cuenta de este talento,

cuando entendí que no podía

hacer más otra cosa que no fuera Amarla.

Amarla con mis inicios, mis desenlaces

y con mis conclusiones.

Ahora me siento en aquel césped natural

con una mirada inerte,

y pienso si a ella le importará algunos de mis síntomas al verla.

Mientras observo a las nubes acariciar

suavemente al cielo,

espero ansiosamente el ocaso,

porque es justamente allí

donde el color del cielo me recuerda

a ese viaje entre constelaciones de estrellas,

estrellas oscuras que emiten sus ojos.

Y al observar los primeros levantamientos

de mares profundos que solían hacer sus cejas

para hipnotizarme con sus gestos.

Me recordó aquella primera vez

cuando volteaste a verme;

tu cabello torno un giro de 180 grados,

con una suave brisa,

con el aroma más intenso con el que me atrapaste.

Es ahí, te miré.

Miré esos ojos claros,

claros como un río virgen,

claros como el primer recuerdo feliz

de mi niñez, que me llevaron dentro de ti 

como en un tobogán de la alegría.

Algo me deleito aún más que

cualquier otro rasgo en tu bello rostro,

sí, fueron tus labios,

ese par me cegaron porque me gritaban en silencio acércate,

acorrálame, pero jamás me dejes ir.

Todo esto sucedía en mi mente,

mientras titubeaba al contarle mi existencia,

entonces, sonrió, y me di cuenta

que mi destino será perderla,

que mi vida le pertenece en secreto,

y mi caletre siempre será amarla en silencio.

 

 

-Alexis Calle

-José Ponce


Alexis Calle

3 Blog Publicaciones

Comentarios