#DesafíoQuincenal1 - Parte 1

El oficio está en convertir lo ordinario en extraordinario y lo común algo muy apreciado o deseable.

   Inició bien. Terminó mal. Cuatro puñaladas certeras lo dejaron sin aire y vida. Dos en cada pulmón con un cuchillo táctico.

 

     —Qué te pareció el comienzo de mi historia.

     —Me gustó. Pero para contarme esto me podrías haber invitado un café.

     —Sí, pero..., el banco del parque alfombrado del crujiente naranja y otoño tiene su encanto.

     —No lo niego, pero también hace frío. Y cómo sigue tu historia.

 

   El occiso es Fortunato Augusto Sindicha Paez —confirmó el suboficial ayudante al comisario—, y comenzó a acordonar un área y establecer un perímetro seguro en el que el cuerpo forense trabaje sin interrupciones ni demoras.

 

     —Esa parte ya no me gusta tanto. Caes en lugares comunes y es poco original.

     —Sí, es posible, pero en el arte de escribir y narrar son necesarios, El oficio está en convertir lo ordinario en extraordinario y lo común algo muy apreciado o deseable.

     —Si vos lo decís.

     —¿Prosigo?

     —Sí.

 

   Los narcos Viuda Negra del barrio La Telaraña se adjudicaron el asesinato —rezaba el titular del diario Ayer Nomás, en su edición de tres hojas vespertina—.

 

     —¿Tres hojas?

     —Sí, tres, es una humilde prensa barrial a cargo de un expárroco que se pasó al lado oscuro de la fe.

     —Ah..., me sorprendiste. Seguí con el relato.

 

   La policía, el barrio y la ciudad se enteró de la identidad es el asesino de Sindicha Paez al leer un tuit del sicario en la prensa vespertina, cito textual:

 

'...yo maté a Fortunato...'

 

#ViudaNegra #BarrioLaTelaraña #AsociaciónSicariosUnidos


Gabriel Martín Cuvillas Pérez

95 Blog Publicaciones

Comentarios