Luna Amarilla

Reto #Pceudocuentos <br>Tema: Amarillo

La noche fue perfecta; tus ojos eran luciérnagas iluminando mi camino amarillo de girasoles. Estabas allí, esperando tranquilamente mi llegada, y yo estaba ansioso por ser tu sol, tu luna. Mi cuerpo tembló como un caracol sin hogar cuando te miré en medio de ese lugar ruidoso. Los minutos pasaban en silencio, risas y pocas palabras, me mirabas hambriento, con el hambre de comerme los labios, el bullicio era un obstáculo... nuestra tranquilidad fueron momentos fugaces, la espera fue una eternidad...

Caminamos bajo los rayos amarillos de la luna por esas calles históricas. Una vía de tren era la excusa perfecta para detenerte y mirarte a los ojos en medio de la noche deslumbrante. Las pocas farolas, el silencio era el mejor amigo de tu aliento, resonaba en los latidos de mi corazón... detuviste tu paso abruptamente sin soltar mi mano, murmuraste en tono serio, —Necesito besarte. Sucumbí a mis deseos. Fue un beso dulce; tus labios húmedos, suaves, cálidos, rozaron los míos. Mi corazón se salto un latido; Me aferré a tu cuerpo, un cálido verano recorrió cada átomo de mi piel. Me perdí en tu boca; eras néctar que me invitaba a acariciarte un poco más allá de tu ropa... vi tus ojos azules en el silencio, ese silencio que dejaste en mi garganta, y que capturaste en cada beso; esa noche donde las estrellas eran más que puntos blancos y amarillentos en el cielo. Yo era tuyo mientras mi cuerpo hablaba un idioma nunca antes hablado; Me callé en el momento en que el resplandor del fuego en tu piel me habló ...


Alicia Alcala

3 Blog Publicaciones

Comentarios