Capítulo 29: La Explicación De Hilda

Relato del día 29 para el reto #DesafíoDosPalabras

 

          Cuando Hilda entró a la comisaría en calidad de detenida, se sintió como nunca antes. Su seguridad y prepotencia se le habían caído hasta el suelo. Un sabor amargo llevaba en la boca, como si hubiera comido mucho limón. La mirada de los oficiales le molestaba mucho, porque sentía que la miraban con repulsión, con desaprobación.

          Cuando estuvo frente al comandante del recinto supo que estaba perdida. La mirada fría de ese hombre la hizo sentir incómoda.

-¿Cuál era su intención? -Preguntó él comandante. ¿Qué pretendía perjudicando a tantas personas?

-Un bien para la humanidad. -Respondió Hilda.

-Explíquese.

-Algunas de estas personas fueron clonadas por mi abuelo hace 20 años. Durante este tiempo se han desarrollado sanamente y hoy son portadores de órganos para donación. Si alguien necesita un transplante, en mi granja lo podrÍa conseguir fácilmente, sin esperar largos períodos de tiempo. De un solo clon -continuó -se pueden obtener todos los órganos el mismo día, ayudando a varias personas.

-¿Por qué hacerlos trabajar como esclavos?

-Dado que no piensan ni se dan cuenta de nada, pueden ser útiles en cualquier trabajo supervisado.

-¡Vaya! Yn una vez que no sirvan más se deshace de ellos -dijo el comandante. -No le parece tremendo sacrificio?

-Los éxitos se logran con sacrificios.

-¿Y los animales? ¿Para qué darles funciones que no les corresponden?

-¿Y por qué no han de corresponderles? -Preguntó Hilda. ¿Qué hay de malo en querer que nuestro perro vuele, si no nos gusta tener aves en casa, por las plumas?, por dar un ejemplo.

-Aquí lo que yo veo muy mal es la capacidad que usted tienepara pensar monstruosidades. -Dijo el comandante levantándose de su asiento y haciendo una seña a los oficiales para que se llevaran a la mujer.

«Se le cayó su castillo» pensó mientras encendía un cigarillo.

 

Anna Gutiérrez

 


Anna

41 Blog Publicaciones

Comentarios