Capítulo 3: Necesitándome

Es un acto, un verbo, una palabra. Y es tan doloroso y a la vez tan reconfortante que debo hacerlo con todo mi arte.

Necesito escribirme, sentirme, pausarme. Me necesito hoy más que nunca. Y mañana, y los días que correrán también.

Es un acto, un verbo en gerundio. Un decidirse. Un aburrimiento lleno de ilusiones por el simple hecho de que voy a volar (con el pensamiento -difuso-). Confusión y poca empatía hacia mí misma.

Quiero crear y conseguir todo aquello que pasa por mi mente en un chispazo de esperanza.

Sí, yo quiero.

Sí, yo puedo.

Y sí, yo lo hago.

No se trata de creérselo tanto. Quizás, sólo se trata de visualizarlo en el más allá. De hacerlo, y ya.

Hubo un instante detrás de otro donde constantemente me imaginé a mí misma, siempre, haciendo lo que más amaría en el mundo.

Me necesité y me necesitaré en un futuro para hacer realidad mis sueños.

Para inventar,

para soñar

y hacer de esto iluso algo real.

Algo que se pueda sentir a toda costa.


Anna Pérez

4 Blog Publicaciones



Comentarios