¡Te extraño!

Aun en la distancia estás presente.

¡Te extraño!

Eres la estrella que me guía, 

por la que me siento bendecida.

Eres mi mar de armonía,

mi dulce melodía.

Eres lo que mi corazón ansía,

mi delicada ambrosía.

¡Eres...!

Lo que quiero en mi vida.

¡Te abrazaré en mis sueños!,

hasta que llegue el día.


MARIA JOSE R. CONS

112 Blog Publicaciones

Comentarios