Bendito vicio este de escribir.
¡Que fácil resulta evadirse de la mano de tus personajes por mundos idílicos, románticos, divertidos...!
¡Que difícir resulta despedirte de ellos cada día y volver a la realidad!
Sólo escribo humor.

Para llorar siempre podemos pellizcarnos y darnos cuenta de que los sueños quedan en la páginas amarillentas de los libros y la realidad no es tan hermosa como la fantasía...

image