Nadie sea preguntado donde fue figura luminiscente, las luciérnagas extrañan tu compañía, los grillos tu alegría. Mi sombra tu figura, mi cara se desfigura, en mi pecho apareció una fisura.
Nadie pudo observar que detrás de tu mirada se esconde la nostalgia por está solitaria vida.
Nadie se preguntó a dónde fuiste
La casa se ilumina por una luz que no es tuya... Y un solemne poeta hace tiempo que siente vacío tu ventana...