Nadie puede obligarte a estar acompañado, sobre todo cuando te encuentras muy a gusto disfrutando de la soledad que te ofrece tu propia compañía, ya que otra no necesitas.

www.franlaviada.com

#asuntoshumanos