Es obligatorio ser siempre agradecido cuando alguien te ayuda desinteresadamente, pero cuando sabemos estar a “las duras y a la maduras”, la balanza de favores suele estar equilibrada, para que uno no tenga deudas pendientes con nadie.

www.franlaviada.com

#asuntoshumanos