Creo que los que nos dedicamos a escribir no necesitamos de forma imprescindible el combustible del halago (aunque siempre nos agrada que hablen bien de nosotros) para seguir adelante, eso nos hace ser más fuertes ante la adversidad generada cuando no logramos nuestros objetivos, y para alimentar nuestra fortaleza también debemos de ser lo más impermeables que podamos a la negatividad de la crítica y de esa manera evitar que esta salpique de obstáculos absurdos nuestro camino.

www.franlaviada.com

#asuntoshumanos