1 semanas ·Traducciones

El deseo que nos rige enciende
la pasión sin preámbulos
Lluvia de estrellas bajo la luna
los besos que se derraman sobre
tu piel
Con vehemencia se vierten a la
búsqueda de hallar en boca tus
sabores, miel y sal de los mares
Sobre el lecho amotinados los
cuerpos se complacen mecidos
en el ir y venir del acto de amor
#poetaurbano