UNA MÁQUINA DE SUEÑOS
Después de muchos intentos en vano y de tantos finales infelices dentro de su triste y vil historia de vida, Rob había decidido -casi por inercia- rendirse, flaquear, ceder ante su paupérrimo destino; darle la posta a la realidad y dejar de lado -por un tiempo o quizás por siempre- sus sueños más anhelados y preciados; se había enterado, gracias a sus años y experiencias que; a pesar de tantos planes, sueños e ilusiones que con tanto frenesí había adoptado y acogido para su correcta realización, era momento de soltarlos, de dejarlos ir, de desprenderse de esas noches tan cercanas a su almohada antes de cerrar los ojos soñando, fantaseando, anhelando su propio final feliz, su propia historia alegre y radiante.
Rob había entendido que el joven de hace unos años, excitado por el entusiasmo y movido por sus ansias y aspiraciones, hoy ya no se encontraba reflejado en él; los años habían secundado a que se dificulte la formación de su sonrisa, la elaboración de sus pretensiones y anhelos, pero entendía que la vida realmente se trataba de eso; de ser realista, pragmático, sensato y en muchas ocasiones ser descarnado.
Sigue mi página en FB para ver más escritos:
https://www.facebook.com/Liber....tad-Deliberada-10708

Favicon 
www.facebook.com

更新浏览器 | Facebook