Cansadas,fastidiadas por el maltrato recibido,poco a poco se sumergieron en la locura,armadas de valor que da el coraje,tomaron cualquier objeto que pudieran utilizar como arma lanzadose al ataque.
Las figuras de cera mataran a sus acosadores que posan sus manos en ellas,las diminutos enemigos ni siquiera lo esperaban,cuando armadas aquellas figuras comenzaron a destrozar sus cuerpos,alguno de ellos escapó alarmando a los demás. En esta ocasión fuimos nosotras las moscas las víctimas, pero que les puede esperar a quienes las puso en ese museo
#asilooscuro