Como animales esperando el asteroide
Que ponga a fin a sus extraordinarias tendencias
Esperan lluvias y tormentas los artistas
Algún desconocido sentado en un sillón
Dicta sentencias a beneficio de sus activos
Y pone rejas a un cielo que ya nadie mira
Le dice al sol que sea capataz de sus horas de trabajo
Mientras el poeta le murmura a la luna
Versos de Lorca, Rubén Darío, Benedetti o Machado
Le jura que el amor es el motor de los hombres
Y que por las tardes sueñan mundos imposibles
Le dice que las estrellas son almas eternas
Que brillan para quienes las han perdido
Le cuenta que en el día se juegan la vida por amor
Los que solo sacan cuentas ajenas
Le dice que existe un hada que cuida su espalda
Y sólo cuenta las horas para que abra el bar
Para volver a enredar a la luna en sus mentiras…