PINTAR CON LA PALABRA

<<Cincelaste su mirada,
elixir de primavera;
cuya una faz enamorada
enarbola al cincel.
Así nació La Divina,
entre el lienzo y la Palabra>>.
(mjfs)