Dime.

Dime que estamos lejos, pero que eres mío;
dime que somos ya viejos, pero también más sabios;
dime que no te has atrevido, pero que siempre me has querido a tu lado...
Dime que el tiempo pasa, pero que tú y yo nos quedamos.

Dime, pero también actúa.