MI(S)TIFICACIÓN: Paroxismo poético.

Soy Cristal de Murano
que se quiebra y te fulmina;
haz de luz veneciano que se esfuma;
la materia monocorde e imprecisa.
Soy viento que disuelve la bruma en un soslayo;
el verso que transcribe la idea, indecisa,
"en un clareo";
resplandor que perfila, expectante en la retina;
la deidad y fiel des
mayo de un deseo.
Soy la idea: Fumarola mineral entre penumbra;
diosecillo irreal con duende en el Parnaso...
La figura excelsa, quebradiza y sinsentido.
El lagar del poeta más ufano y jubiloso
con el verbo pretencioso e indefinido.
Soy fulgor que electriza la mirada
en verdad de celosía;
un manjar proceloso de ambrosía.
Elixir del pensamiento:
"El arte de expresar la belleza, o el sentimiento...
es poesía:
<<y llevada al paroxismo>>.